Video marketing y redes sociales forman un binomio perfecto para establecer una estrategia de marketing digital en una empresa. Por ejemplo, en un país donde la televisión por cable está muy extendida como es Estados Unidos la audiencia de vídeo en redes sociales es superior al cable, además comprende al codiciado sector demográfico que comprende de los 18 a los 49 años. Los tuits con vídeo aumentan de manera vertiginosa, y hay que tener en cuenta que el servicio de microblogging que en el fondo es Twitter tiene una vida muy efímera, un tuit en el timeline pasa prácticamente desapercibido y aún así las empresas cada vez dan mayor importancia al vídeo. Es importante realizar una estrategia para que el contenido de vídeo de empresa no se convierta en ruido. Hay que tener en cuenta que una buena parte de la audiencia consulta su social media desde su móvil por lo que ese vídeo debe captar su atención desde el primer momento en una pequeña pantalla mientras van en el metro por ejemplo. Hay que considerar la utilización del vídeo vertical si la audiencia es milenial ya que su consumo lo va a realizar desde el móvil y así evitamos que tenga que girar el dispositivo. Consideraciones tan sencillas como realizar un vídeo que sea comprensible sin volumen pueden hacer que el vídeo tenga público o no… hasta un 85% de los usuarios nunca activa el sonido según Digiday. Los vídeos deben mostrar la mayoría de su significado a través de ‘lo visual’. Todos los aspectos son importantes, la miniatura del vídeo es una primera carta de presentación por tanto debemos cuidar esta primera imagen. Si la plataforma dispone de una opción de utilizar el vídeo en forma nativa debemos utlizarla ya que el alcance orgánico es mayor. Una descripción del vídeo también es un factor que crea ‘engagement’ con nuestra comunidad. Y en el video marketing también se cumple el axioma ‘lo breve si bueno 2 veces bueno’, los vídeos en redes sociales no deben durar más de 2 minutos. La creación de vídeo es algo muy fácil de realizar desde el punto de vista de medios: programas gratuitos como iMovie, un smartphone, y un micrófono son más que suficientes. Lo realmente importante es crear una historia interesante, saber qué es lo que queremos contar y cómo vamos a conectar con nuestra audiencia; qué es lo que queremos transmitir. El vídeo en redes sociales no tiene porque estar editado o ‘manipulado’ el vídeo en directo de Facebook o Instagram Stories (vídeos con una vida de 24 h) también tiene su lugar, si lo que quieres transmitir es un mensaje rápido, cercano, fresco… éstas pueden ser  plataformas válidas. Vía Hootsuite. Foto: Veeterzy

La Factoría Gráfica

Portal de Gamarra, 1A
Piso 13   Ofi. 1307
01013 Vitoria-Gasteiz
Álava
945 437 060
637 969 328
info@lafactoriagrafica.com

© 2018 La Factoría Gráfica

ENLACES

Marketing Digital
Diseño Web
Diseño Gráfico
Redes Sociales
Proyectos
Blog

SÍGUENOS

01020304050607